La diferencia entre las pastillas de freno originales y las falsas de BMW

Hoy en día el mundo se enfrenta a muchos problemas relacionados con la mercancía falsa. Aunque al principio el fenómeno parecía limitarse a los artículos de moda procedentes de China, hoy en día parecen verse afectados productos de todo tipo, desde iPhones hasta piezas de automóviles. BMW está dando la voz de alarma estos días, mostrando exactamente a lo que te expones si decides comprar un artículo similar con una etiqueta de precio drásticamente inferior a la que podría enviarte tu distribuidor.

Es cierto que, normalmente, cuando un precio parece demasiado bueno para ser verdad, suele serlo. Por lo tanto, cada vez que vea un producto que se afirma que es un original de BMW a mitad de precio o incluso más bajo, un gran signo de interrogación debe surgir en algún lugar de su cabeza. El caso es que los vendedores de productos falsificados se han dado cuenta de este engaño y han subido los precios. Como, tal y como muestra el siguiente vídeo, las falsificaciones y los originales tienen exactamente el mismo aspecto, no estamos seguros de cómo se supone que hay que distinguirlos.

2 6 830x418

En el breve vídeo elaborado por BMW, podemos ver las drásticas diferencias entre las pastillas de freno originales y las falsas. Mientras que el producto de BMW puede soportar la prueba de frenado inicial en el banco, pasando por todas las simulaciones, la falsa parece haberse rendido después de sólo 3 carreras. No sólo eso, sino que también se incendió, algo que definitivamente no quieres que te suceda, no importa si en la pista o mientras se conduce por la calle.

La segunda prueba implica conducir un coche con los dos juegos de pastillas. Mientras que la pieza de BMW paraba el coche en 37-38 metros, las pastillas falsas no sólo paraban el vehículo más despacio, sino que también registraban peores cifras cuando se repetía el recorrido, debido al sobrecalentamiento. Estos son sólo pequeños ejemplos de lo que puede ocurrir, pero las consecuencias pueden ser mucho peores, dependiendo de los productos de los que hablemos. Sin embargo, lo que me molesta es que ni siquiera BMW pueda proporcionar un método seguro para saber cómo separar los originales de los falsos antes de comprarlos.

Deja un comentario