Vea a Alex Zanardi a bordo del BMW M8 GTE

Como probablemente ya sepas, la leyenda viva Alex Zanardi competirá en enero en las 24 horas de Daytona a bordo del BMW M8 GTE. El piloto italiano ya ha completado una serie de pruebas a bordo de su coche especialmente modificado y se ha declarado satisfecho con el resultado.

En el siguiente vídeo podemos ver a Alex dando una vuelta en el circuito de resistencia de Daytona. Además, nos explica qué curvas le resultan más difíciles y por qué, y lo que tiene que hacer para ser rápido y ordenado. Viendo cómo utiliza sus manos, es fácil compararlo con un batería, como les gusta bromear a los ingenieros de BMW M Motorsport. El propio italiano dijo que se siente un poco como Jimi Hendrix y, a juzgar por el vídeo, tendemos a estar de acuerdo.

P90334018 highRes daytona diciembre tes 830x553

«Cuando empezamos a pensar en lo que necesitaría para conducir el coche a mayor distancia en una carrera de resistencia, la idea era seguramente olvidarme de las piernas y hacerlo todo con las manos», explica Zanardi. Por eso se creó un sistema especial para él. La primera salida para ello fue en el DTM, en la carrera de Misano. «En Misano, cuando conducía el coche del DTM, me di cuenta de que mi mano derecha estaba muy ocupada», añade Zanardi.

«No podía mantener la mano lo suficiente en el volante para pulsar el botón de la radio y hablar con el box. Porque en un momento dado se acercaba la curva y tuve que alcanzar la palanca de freno. Y es más importante frenar que continuar la conversación. Y sobre todo en una carrera de 24 horas tienes que poder informar a tu box de lo que está pasando, del estado del coche y demás. Cuando se cambia algo tan radical y se pasa a una palanca de freno, hay muchos otros elementos colaterales que hay que ajustar. La experiencia de Misano nos ayudó a implementar algunas soluciones diferentes, la disposición de algunas funciones, en los botones y los gatillos y los interruptores de una manera diferente», dijo Alex sobre el trabajo que los ingenieros y él mismo están haciendo ahora.

Las imágenes de abajo pueden hacer que parezca más fácil de lo que realmente es, como admite Zanardi. Sin embargo, según él, hay «interruptores y botones con los que tengo que lidiar mientras conduzco. Casi no hay ningún momento en el que ninguna de mis manos esté lo suficientemente libre como para concentrarse en una sola operación. Puede que tenga que pulsar un botón mientras mis dedos están abriendo el acelerador con el anillo que hay detrás del volante, puede que tenga que accionar un cambio descendente mientras pulso la palanca de freno. Me siento un poco como Jimi Hendrix: toco con las dos manos».

Deja un comentario