Rolls-Royce quiere que sepas con qué precisión corta sus árboles

La planta de Rolls-Royce en Goodwood es realmente un espectáculo para la vista. El lugar es una mezcla muy interesante de lo antiguo y lo nuevo, que infunde nuevos elementos de tecnología en un telón de fondo dominado por la naturaleza. No hace mucho informamos sobre la producción de miel que se realiza en las instalaciones. Hoy, echamos un vistazo a cómo se cuida el paisaje.

La prolongada pausa que hemos tenido que hacer ha hecho mella en todo, no sólo en los seres humanos y las empresas. Un claro ejemplo es el de los famosos árboles cuadrados de Goodwood, que dan la bienvenida a Rolls-Royce. Como la planta estuvo cerrada entre el 24 de marzo y el 4 de mayo, la naturaleza pudo recuperar los 42 acres de terreno. Por ello, una de las primeras cosas que hubo que hacer fue podar los tilos que adornan el patio.

P90392587 highRes pájaros abejas rosas y 830x648

Por lo tanto, se podaron los 65 y Rolls-Royce quiso que el mundo supiera lo meticuloso que es el proceso, en el que intervienen equipos de corte de precisión guiados por láser. No era la única zona que necesitaba un poco de cariño. El lago también estaba ahora lleno de crías de la variedad de aves que habitan la zona.

Y aunque esto pueda parecer muy bonito, la verdad es que «los patitos y los polluelos de gallina de agua son erráticos y desgarbados en tierra y tienen muy poco sentido del tráfico», como dice Rolls-Royce. Por ello, se instalaron nuevas señales de advertencia en las instalaciones.

«Uno de los resultados más sorprendentes del cierre de Covid-19 ha sido el enorme aumento de la conciencia y el aprecio de la gente por el mundo natural. Muchos de nosotros nos hemos encontrado más en sintonía que nunca con la vida silvestre que vive junto a nosotros.

Eso es lo que ha sucedido en la casa de Rolls-Royce: hemos vuelto al trabajo decididos a garantizar que nuestra «nueva normalidad» esté aún más centrada en nuestra relación con la naturaleza», dijo Torsten Müller-Ötvös, Director General de Rolls-Royce Motor Cars.

Deja un comentario