No hay fraude, no hay manipulación, 10 millones de euros de multa

Según un informe preliminar, BMW no ha engañado ni manipulado la limpieza de los gases de escape, sino que sólo se ha equivocado con la versión del software. Para arreglar las cosas sin necesidad de un juicio, BMW pagará ahora una multa de diez millones de euros.

Desde hace algo más de medio año, la fiscalía de Múnich investiga a BMW bajo la sospecha de que la empresa había manipulado el control de emisiones de los vehículos diésel y engañado a los compradores de automóviles. Ningún directivo o ejecutivo del fabricante de automóviles con sede en Múnich ha sido acusado. Y probablemente siga siendo así.

BMW podría pagar la multa de diez millones de euros y el asunto quedaría cerrado desde el punto de vista del fiscal. Sin acusación, sin juicio. La investigación afirma que BMW instaló accidentalmente el software erróneo en unos 7.600 vehículos – modelos 750xd y M550xd. La base de la multa sería la ley de infracción administrativa, porque el Grupo BMW ha violado sus deberes de supervisión al cargar el software equivocado.

El software erróneo estaba destinado a otros modelos con el mismo motor, por lo que la limpieza de los gases de escape estaba ajustada para una configuración de motor diferente. El software erróneo no tenía ventajas en la práctica ni en el banco de pruebas, lo que hizo que la manipulación deliberada pareciera menos plausible desde el principio.

Todavía no está claro si el Grupo BMW está de acuerdo con la multa de 10 millones de euros o prefiere llevarla a los tribunales. La fiscalía tendría que demostrar que el descuido fue una violación sancionable de los deberes de supervisión.

Deja un comentario