MINI Cooper SD y Countryman SD

MINI Cooper SD: nuevo motor de 2,0 litros con 143 CV

Apenas unos meses después del lanzamiento al mercado de la nueva familia MINI y del MINI Countryman, el comienzo de 2011 ha traído otra oleada de diversión al volante e individualidad con el estilo característico de la marca premium. El MINI Cooper SD, cuyo lanzamiento está previsto para la primavera de 2011, será la variante diésel más potente hasta ahora de la gama MINI.

El nuevo motor de 2,0 litros que desarrolla 105 kW/143 CV -disponible para el MINI, el MINI Clubman, el MINI Convertible y el MINI Countryman- proporcionará aún más potencia con un consumo de combustible extremadamente bajo. Los entusiastas del motor recibirán con agrado la nueva opción John Cooper Works Pack que también se ofrece para el MINI y el MINI Convertible.

mini cooper sd 4 655x436

Además, la habitual selección de opciones de personalización disponibles para que los conductores configuren su MINI a su imagen y semejanza ha adquirido proporciones aún mayores. La nueva gama de productos MINI Yours ofrece una serie de opciones de personalización muy atractivas. El primer embajador del exclusivo e innovador estilo MINI Yours será la edición especial MINI Clubman Hampton.

MINI Cooper SD: Impresionante en la potencia, frugal en los surtidores.

El nuevo MINI Cooper SD se sitúa en la gama por encima del MINI One D con 66 kW/90 CV y del MINI Cooper D que desarrolla 82 kW/112 CV como el MINI diésel más potente. Su unidad turbodiésel de 2,0 litros y cuatro cilindros produce una potencia máxima de 105 kW/143 CV a 4.000 rpm. Una de las características más destacadas del nuevo diésel es su poderosa fuerza de arrastre, que se mantiene incluso bajo cargas pesadas; el par máximo de 305 Newton metros (225 lb-ft) está disponible entre 1.750 y 2.700 rpm. Si a esto le sumamos el excelente equilibrio entre potencia y consumo de los demás modelos de la familia MINI y el extraordinario desarrollo de la potencia para un motor de cuatro cilindros, el MINI Cooper SD tiene todas las herramientas que el conductor deportivo puede necesitar.

mini cooper sd 3 655x436

En su construcción básica, el nuevo motor diésel de 2,0 litros se ajusta a la misma plantilla que las unidades de 1,6 litros montadas en el MINI One D y el MINI Cooper D. Su cárter de aluminio ayuda a mantener el peso del motor lo más bajo posible, mientras que el turbocompresor con geometría de admisión variable desarrolla el nivel adecuado de potencia en todas las velocidades del motor. El motor del MINI Cooper SD cuenta con un turbocompresor específico para el modelo y de gran potencia, controlado por el sistema de gestión del motor, mientras que la inyección directa common-rail con inyectores de válvula solenoide colocados en el centro de la culata garantizan una alimentación de combustible extremadamente precisa y eficiente. El sistema de inyección trabaja con una presión máxima de 1.600 bares y garantiza una óptima preparación de la mezcla en la cámara de combustión.

El nuevo MINI Cooper SD también está equipado de serie con una amplia gama de tecnología MINIMALISM. Además de la eficiencia del motor, elementos como la regeneración de la energía de frenado, la función Auto Start/Stop, el indicador del punto de cambio, la dirección asistida eléctrica y el funcionamiento de los componentes auxiliares en función de las necesidades contribuyen a lograr un ahorro de combustible extraordinario para esta clase de potencia.

Para que sus emisiones sean lo más limpias posible, el MINI Cooper SD está equipado con un filtro de partículas diésel y un catalizador de oxidación. Para limpiar el filtro de partículas no se necesitan inyecciones adicionales de combustible. Y, al igual que todos los modelos actuales de MINI, las nuevas variantes diésel cumplen la norma de emisiones de gases de escape EU5. El confort de marcha se ve favorecido por las escasas vibraciones del motor de cuatro cilindros y por sus armoniosas propiedades acústicas; en este caso, la banda sonora del MINI Cooper SD, especialmente cuando sube de revoluciones, lo eleva por encima de sus dos compañeros diésel.

El motor de 2,0 litros demuestra sus credenciales deportivas en el MINI Cooper SD con una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos y una velocidad máxima de 215 km/h. Este extraordinario nivel de eficiencia se refleja en un consumo medio de combustible en el ciclo de pruebas de la UE de 4.3 litros a los 100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de 114 gramos por kilómetro. El nuevo MINI Cooper SD Clubman alcanza los 100 km/h desde parado en 8,6 segundos y también tiene una velocidad máxima de 215 km/h. El consumo medio del MINI Cooper SD Clubman es de 4,4 litros a los 100 km, mientras que las emisiones de CO2 son de 115 g/km. El MINI Cooper SD Convertible, por su parte, destaca su potencial deportivo con un tiempo de 0 a 100 km/h de 8,7 segundos y una velocidad máxima de 210 km/h. Su dosis extra de diversión al volante se combina con un consumo medio de 4,5 litros a los 100 km y unas emisiones de CO2 de 118 g/km.

En el MINI Countryman, este motor diésel extra deportivo se combina con la tracción delantera o con el sistema de tracción total MINI ALL4. El MINI Cooper SD Countryman acelera de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos y el MINI Cooper SD Countryman ALL4 en 9,4 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 198 y 195 km/h respectivamente. El MINI Cooper SD Countryman con tracción delantera tiene un consumo de 4,6 litros a los 100 km, mientras que la variante con tracción total alcanza los 4,9 litros a los 100 km. Las emisiones de CO2 son de 122 y 130 gramos por kilómetro respectivamente.

Los modelos equipados con el nuevo motor diesel vienen de serie con una caja de cambios manual de seis velocidades, cuyas relaciones se han ajustado cuidadosamente a las características de rendimiento del motor para permitir una aceleración potente y suave como la seda. Con un peso de 44,8 kilogramos, es la caja de cambios más ligera de su clase. Además, establece un nuevo punto de referencia en el segmento de MINI con su corto recorrido de cambio y su impresionante precisión. A partir del lanzamiento, también estará disponible una caja de cambios automática de seis velocidades como opción. Sus tiempos de cambio excepcionalmente cortos y la capacidad de encontrar la marcha deseada en las reducciones permiten que el cambio automático refuerce el carácter deportivo del MINI Cooper SD. El cambio automático de seis velocidades también estará disponible para el MINI Cooper D, el MINI Cooper D Clubman, el MINI Cooper D Convertible y el MINI Cooper D Countryman a partir de la primavera de 2011. Con el fin de ofrecer una combinación óptima de motor y caja de cambios, estos modelos también contarán con una unidad diésel de 2,0 litros. Esta variante iguala la potencia y el par del motor de 1,6 litros en las variantes del modelo con caja de cambios manual.

El MINI Cooper SD también utiliza características de diseño específicas del modelo para mostrar sus credenciales deportivas. El modelo diésel más potente de la gama destaca -al igual que el modelo de gasolina insignia, el MINI Cooper S- por su toma de aire extragrande en el faldón delantero y una toma de aire en el capó. Al igual que el MINI Cooper S, también muestra su identidad de modelo en los marcos de los indicadores laterales (en su caso con la inscripción «SD») y tiene dos salidas de escape situadas en el centro del faldón trasero. El MINI Cooper SD, el MINI Cooper SD Clubman y el MINI Cooper SD Countryman también cuentan con un llamativo alerón en el techo.

Fuente: MINI

Deja un comentario