Mercedes-Benz E350, Lexus NX 200t, 428i xDrive Gran Coupe, 650i convertible

Baron BMW de Kansas City fue el anfitrión del espectáculo itinerante conocido como «BMW Drive for Team USA» recientemente y trajeron una serie de vehículos para probar. Siendo un fanático de cualquier tiempo de conducción, probé un Mercedes-Benz E350, un Lexus NX 200t, un 428i xDrive Gran Coupe, y un 650i convertible.

El E350 es un coche bonito, un competidor de la serie 5, tiene un interior muy bien hecho y un ajuste y acabado como el de una caja fuerte. El V6 es de aspiración natural y está acoplado a una caja automática de siete velocidades. No se siente tan ansioso en el rango medio (aceleración en la rampa) como los otros probados. Pero es un coche muy cómodo, un auténtico coche de carretera, con suficientes mecanismos electrónicos para conducirse solo.

BMW 420d Coupé vs. Mercedes Benz E350 BlueTEC Coupé 22 750x500

Pero hay un pequeño detalle extraño en el maletero: hay un estante extraíble que tiene un piso de tela que se puede bajar, un soporte para los cachivaches. Es la primera vez que veo este truco.

El Lexus NX 200t era otra opción interesante.

2015 lexus nx 200t f sport delantero tres cuartos en movimiento 750x498

Notablemente veloz en la aceleración media para un coche que pesa dos toneladas. La gente de BMW lo comparaba con el X3, con su distancia entre ejes de 110,6 pulgadas. Aunque, dada la distancia entre ejes de 104,7 pulgadas del NX, realmente se puede comparar con el próximo X1 FWD. El interior es bueno en el Lexus, con un extraño hueco (casi inútil) en la parte superior de la pila central.

El 428i era una delicia.

2015-428i-gran-coupe-frozen-cashmere-06

Me gusta mucho cómo puedes pasar de un modelo a otro de la gama de BMW y sentirte como en casa. Y eso es gracias a la continuidad del diseño entre los distintos interiores. Tuve la impresión de que BMW ha tocado la banda sonora que hace el cuatro de 2.0L. Sonaba un poco más gutural y menos agrícola de lo que recordaba. Si la banda sonora ha sido actualizada (sintética o acústicamente) o no sólo lo sabe BMW.

Pero el 650i fue la guinda del pastel.

bmw-650i-convertible-test-drive-42

El V8 turboalimentado proporciona una maravillosa patada en los pantalones y este es un coche que es fácil de disfrutar. En el 650i se puede alcanzar una velocidad importante (y problemas) con todas las comodidades. Es un verdadero coche de gran turismo, un medio de transporte realmente estupendo para ir de Milán a Múnich.

Deja un comentario