La planta piloto de Múnich utilizará la realidad aumentada en la creación de prototipos

La planta piloto de Múnich está utilizando una nueva aplicación de realidad aumentada (RA) en la ingeniería de conceptos y prototipos de vehículos. Este enfoque único para la creación de prototipos acelerará el proceso hasta en doce meses, desde las secciones individuales del vehículo hasta las complejas fases de producción.

Las gafas de realidad aumentada permiten superponer geometrías reales -en la carrocería de un vehículo, por ejemplo- con modelos holográficos en 3D a escala real, por lo que se pueden evaluar de forma flexible y rentable una serie de variantes de concepto y procesos de montaje para futuros vehículos de serie.

Michael Schneider, jefe de Vehículos Completos de la Planta Piloto: «Las gafas de realidad aumentada y los datos CAD nos permiten averiguar mucho más rápidamente si el trabajador de producción será capaz de montar el componente correctamente más adelante, en la producción en serie. De este modo, necesitamos muchas menos configuraciones de prueba».

planta piloto bmw ar 03 830x553

Christoph Leibetseder, responsable de Digitalización, Prototipos y Tecnologías de Medición de la Planta Piloto, añade: «Otra ventaja clave es que nos ahorra tiempo y dinero cuando integramos nuevos vehículos en la producción».

Los vehículos y sus componentes se visualizan en una plataforma vinculada al sistema de gestión de datos de productos de BMW Group. Los archivos CAD de los componentes se arrastran desde la base de datos basada en la web a las gafas de realidad aumentada, con las que los especialistas pueden reproducir los datos en 3D y a su tamaño original en un entorno realista. La aplicación de RA se controla con la mano, lo que permite una interacción directa con los componentes virtuales.

planta piloto bmw ar 00 830x553

Con la aplicación AR, basta un simple movimiento de la mano para modificar no sólo el tamaño, sino también la posición y el ángulo de los componentes. Además, se pueden crear secciones transversales para ofrecer una vista de las estructuras internas del vehículo. Otra ventaja es el trabajo en colaboración: personas situadas en diferentes lugares del mundo pueden ahora emplear el modo multiusuario para trabajar en equipo y revisar juntos los diseños y conceptos, e identificar cualquier error.

La planta piloto del Grupo BMW se encuentra en el Centro de Investigación e Innovación de Múnich, con otras tres instalaciones asociadas al norte de la ciudad, en Hallbergmoos, Oberschleissheim y Garching. Con una superficie total de 100.000 m2, alberga a 850 asociados, que trabajan en hasta seis proyectos de vehículos simultáneamente.

Deja un comentario