Jochen Neerpasch, padre de BMW Motorsport, cumple 80 años

Pocas personas en la historia de BMW tuvieron un impacto tan grande como Jochen Neerpasch. Fue la mente brillante detrás de la creación de la división BMW Motorsport, junto con su primer producto, el BMW 3.0 CSL. Después le siguieron otras muchas mejoras, como la introducción del entrenamiento físico para los pilotos de carreras, el lanzamiento de la primera escuela de conducción y la introducción de accesorios y prendas de vestir de marca. El sábado, este hombre legendario cumplió 80 años.

Neerpasch fue jefe de BMW Motorsport GmbH de 1973 a 1979. También formó el primer equipo junior de BMW, lo que le convierte en el padre del desarrollo junior de BMW Motorsport. «Me gustaría desear al Sr. Neerpasch un muy feliz 80 cumpleaños», dijo el Director de BMW Motorsport, Jens Marquardt. «Como una de las personalidades más importantes en la historia de BMW M y BMW Motorsport, es una gran inspiración para mí en muchos aspectos, porque como pionero mostró un camino hacia el futuro en todo el mundo para BMW M y BMW Motorsport en particular, pero también para el desarrollo junior de BMW y los BMW Art Cars. Sin sus visiones, su pasión y su valor, BMW M y BMW Motorsport no estarían donde están hoy».

Blue Hero Launch Bucarest bmw 64 830x553

En su época de presidente del consejo de administración de BMW Motorsport GmbH, Neerpasch participó intensamente en el desarrollo del legendario deportivo BMW M1, entre otras cosas. Fiel a su lema «sólo la combinación de conductor y tecnología puede tener éxito», Neerpasch fundó el desarrollo junior de BMW Motorsport en 1977. Fue la primera vez en el automovilismo alemán que un equipo de fábrica introdujo un equipo puro de juniors. Hasta el día de hoy, la primera generación de BMW Juniors -Marc Surer, Manfred Winkelhock y Eddie Cheever- son conocidos como los «Wilde Reiter GmbH» (Jinetes Salvajes Ltd) debido a su espectacular estilo de conducción.

Con su coche de fábrica, un BMW 320i modificado según el Grupo 5, el trío disputó el campeonato alemán de carreras, como preparación para su posterior entrada en el campeonato mundial de monoplazas. A medida que su carrera avanzaba, cada uno de los tres pilotos llegó a la Fórmula 1. Neerpasch también llevó a cabo un importante trabajo pionero para BMW en los Estados Unidos y, con la aparición del BMW 3.0 CSL en las carreras americanas, aumentó significativamente el conocimiento de la marca en el extranjero. BMW compitió allí por primera vez en 1975, y en la segunda carrera, en las 12 Horas de Sebring, Hans-Joachim Stuck, Brian Redman, Sam Posey y Allan Moffat consiguieron la victoria. El año pasado tuvimos el placer de asistir a la inauguración de un proyecto especial en su honor en Rumanía, «The Blue Hero».

Deja un comentario