Rolls-Royce llevó este año sus modelos con distintivo negro a Goodwood

BMW fue, sin duda, la pieza central del Festival de Velocidad de Goodwood de este año. Como marca de honor del evento, los bávaros aportaron su mejor versión al espectáculo y nos encantó cada minuto. Junto a BMW, Rolls-Royce se unió al evento también desde su fábrica situada en las inmediaciones de donde se celebra cada año el Festival de la Velocidad y trajo dos modelos, ambos sometidos previamente al tratamiento Black Badge.

El Rolls-Royce más potente y dinámico de la historia, el Wraith Black Badge ascendió sin esfuerzo la Hillclimb durante el Supercar Shootout, situándose por delante de los participantes de McLaren, Aston Martin y Ferrari, entre otros. El Wraith completó el recorrido de 1,16 millas en 65,05 segundos y registró una velocidad de 94,8 mph (152,6 km/h) cuando el coche cruzó la línea de meta, demostrando que no es necesario sacrificar el lujo por la velocidad. El Wraith fue conducido por el favorito del Festival de la Velocidad, Justin Law.

Sin embargo, el Course Car de este año fue un Rolls-Royce Ghost Black Badge, resplandeciente con luces LED de carrera y calcomanías de Goodwood. El coche se vio a toda velocidad entre cada carrera de Hillclimb durante todo el fin de semana. Además del Wraith Black Badge y el Ghost Black Badge, los invitados VIP fueron trasladados con todo lujo desde la sede de Rolls-Royce, en la esquina sureste de la finca de Goodwood, en una hermosa flota de coches Rolls-Royce a medida.

Para refrescar la memoria, los modelos Black Badge -por ahora sólo el Ghost y el Wraith- vienen con un acabado exterior a medida en el que la mayoría de los detalles se visten de negro, así como algunas mejoras en los motores. El motor V12 de 6,6 litros del Wraith tiene la misma potencia de 623 CV pero un poco más de par motor, con 870 Nm (642 lb-ft), un aumento de 70 Nm (52 lb-ft). En cuanto al Ghost, su motor rinde 603 CV y 620 lb-pie (840 Nm) de par en la versión Black Badge, un aumento de 40 CV y 60 Nm (44 lb-pie) en comparación con la versión estándar.

Deja un comentario