MINI estudia la posibilidad de vender coches en concesionarios que no sean de BMW

No es ningún secreto que las ventas de MINI no han ido muy bien últimamente. Aparte del sorprendentemente popular modelo Cooper SE, que ya tiene 78.000 pedidos a la espera de ser entregados, la gama MINI no ha sido un éxito de ventas para el Grupo BMW, especialmente en Estados Unidos. Por ello, los alemanes y los británicos han empezado a buscar soluciones y parece que una de ellas sería permitir a los concesionarios que no son de BMW vender coches MINI.

MINI USA tiene un nuevo jefe y Michael Peyton no tiene miedo de probar cosas nuevas. Ha sido un ejecutivo de alto rango en Ford y Harley-Davidson durante años y podría tener una mejor perspectiva sobre cómo se venden los coches en Estados Unidos en comparación con sus predecesores. No obstante, aún no se ha tomado una decisión definitiva, pero es una de las posibilidades que la empresa está estudiando en estos momentos.

MINI Cooper SE Transfagarasan 15 830x542

«Para los mercados en los que Mini tiene que funcionar mejor, tengo que asegurarme de que estoy mirando quién es el operador adecuado, independientemente de la franquicia que tengan», dijo Peyton a Automotive News en su primera entrevista con los medios de comunicación durante un evento celebrado la semana pasada en la planta de fabricación de BMW en Estados Unidos. «Si el concesionario de BMW es el mejor de la zona, fantástico. Pero si el mejor concesionario es de otra marca, entonces está bien mirarlo como un operador potencial».

El problema es que pocos concesionarios estarán interesados en vender Minis en primer lugar. Ocho concesionarios MINI ya han cerrado este año, tras un año bastante lento, mientras que la mitad de los concesionarios restantes probablemente perderán dinero este año. Aun así, Peyton está centrado en darle la vuelta a la situación: «Tenemos que asegurarnos de que miramos dónde están los clientes, dónde están las oportunidades en el mercado y asegurarnos de que la red está bien estructurada», dijo. «Estoy centrado en el rendimiento de las tiendas».

MINI Cooper SE eléctrico 21 830x553

Según él, un problema al que se enfrentan los concesionarios es la asociación de la marca MINI con BMW, algo que a los clientes no les importa mucho: «Muchos clientes de Mini no quieren necesariamente tener nada que ver con BMW. Así que la importancia de separar la experiencia del consumidor y asegurarnos de tener esos puntos de contacto exclusivos, es algo que ha sido un aprendizaje». Será interesante observar esta separación y esperemos que sea la clave para que MINI vuelva a ser una tendencia creciente.

Deja un comentario