El jefe de ventas de BMW confirma sus planes de crear más modelos M

El Salón del Automóvil de Pekín 2016 está en pleno apogeo y, dado que China es uno de los mercados más importantes de BMW en el mundo en este momento, los principales ejecutivos de BMW estuvieron en el escenario para presentar las nuevas ofertas de la compañía. El Dr. Ian Robertson, jefe de ventas de BMW, habló sobre el centenario de la compañía y sus planes de futuro, al tiempo que confirmó que hay más modelos M en camino, posiblemente incluso un BMW X1 M.

Hablando de la marca M, Robertson dijo que durante 40 años la marca inspirada en el automovilismo ha sido un referente en la industria y la tendencia actual parece mostrar un mayor interés en las ofertas de la división Motorsport.

Sin embargo, aprovechar este éxito es una tarea complicada.

«La clave del éxito futuro de BMW M es la expansión estratégica: estamos planeando cerrar cualquier hueco en la cartera M. También vemos el potencial de crecimiento en M Performance. En el futuro, M Performance tendrá una cuota significativamente mayor en nuestra cartera de modelos», dijo el Sr. Robertson, insinuando un par de nuevos modelos que podrían completar la gama M. Dos de esos nuevos productos M son probablemente los tan rumoreados modelos X3 M y X4 M.

Mientras que el X1 M tiene un duro argumento comercial en su contra, el creciente segmento de los SUV premium podría inclinar la balanza a su favor. El antiguo jefe de la división M, Albert Biermann, ha dicho en repetidas ocasiones que un modelo M con tracción delantera o un sistema xDrive con tendencia a la tracción delantera no encajaría en la filosofía de la marca y no estaría a la altura del manejo y la sensación a la que están acostumbrados los clientes. Pero Frank van Meel dirige ahora la división Motorsport y ha aportado amplios conocimientos en sistemas de tracción total de alto rendimiento de la división quattro de Audi.

Entonces, ¿tendrá sentido un X1 M? Sin duda, habría un mercado para él, especialmente si está equipado con un motor de 4 cilindros y 2 litros con una infusión M que ofrezca la potencia suficiente para enfrentarse a modelos como el GLA45 AMG de Mercedes, por ejemplo. Pero, ¿debería alterarse el ADN M para conseguir más ventas? Esa es una pregunta difícil a la que los jefes de M tienen que dar respuesta.

Deja un comentario