Las ventas de BMW caen un 20 por ciento en el primer trimestre de 2020, y lo peor está por llegar

A partir de este año, BMW ha cambiado la forma de comunicar sus cifras de ventas. Los bávaros decidieron dejar de reportar las ventas mensualmente como lo hacían antes y comenzar a reportarlas trimestralmente. Los resultados registrados en el primer trimestre de 2020 no son ni de lejos los que esperaban. Es comprensible, ya que la mayoría de los mercados del mundo se vieron afectados por el brote de Covid-19. Dicho esto, BMW espera cifras aún peores para el segundo trimestre.

La compañía entregó un total de 477.111 coches BMW, MINI y Rolls-Royce en todo el mundo en los tres primeros meses de 2020. Esto supone un descenso del 20,6% respecto a los resultados registrados el año pasado. En total, se entregaron 411.809 vehículos de la marca BMW en los tres primeros meses del año (-20,1%). La marca MINI entregó 64.449 unidades durante este periodo (-23,4%). Rolls-Royce Motor Cars entregó 853 vehículos (-27,2%) a clientes durante el primer trimestre.

BMW228i Gran Coupe Azul Marino Metalizado 09 830x553

Aun así, los ingresos del Grupo consiguieron aumentar ligeramente hasta 23.252 millones de euros (2019: 22.462 millones de euros; +3,5%) hasta el momento. El beneficio antes del resultado financiero también fue muy superior, con 1.375 millones de euros, frente a la cifra correspondiente del año anterior, de 589 millones de euros. ¿Cómo es posible? Bueno, el año pasado, BMW tuvo que crear una provisión de unos 1.400 millones de euros para asegurarse de poder hacer frente a cualquier resultado de una investigación antimonopolio realizada por la UE. Si se suma todo, sin tener en cuenta esa provisión, el beneficio de este año sería casi un 40% menor.

Sin embargo, eso no es lo peor. Según un comunicado emitido por BMW, ajustando sus planes para 2020, la compañía dijo que espera que el mayor impacto negativo se registre en el segundo trimestre de 2020: «El factor decisivo para el ajuste es que las medidas para contener la pandemia del virus de la corona están durando más tiempo en varios mercados y, por lo tanto, están provocando un impacto negativo más amplio de lo que era previsible a mediados de marzo. Por lo tanto, es evidente que los volúmenes de entrega en estos mercados no volverán a la normalidad -como se suponía anteriormente- en pocas semanas. El mayor impacto negativo se espera en el segundo trimestre de 2020».

Deja un comentario