BMW i Ventures invierte en CelLink junto a Ford y Bosch

BMW i Ventures anunció ayer una inversión en CelLink, un fabricante de tecnología de circuitos flexibles con sede en San Carlos, California, que ofrece circuitos flexibles de alta conductividad, gran superficie, ligeros y de bajo coste a través de una combinación patentada de procesos de fabricación, diseños y materiales.La rama de inversión de BMW, destinada a encontrar tecnologías avanzadas y pioneras para el grupo bávaro, participó en una ronda de financiación de serie B de 22,5 millones de dólares junto con Ford Motor Co. y Robert Bosch Venture Capital.

La nueva financiación está destinada a aumentar la producción de circuitos flexibles de gran superficie para la transmisión de energía y datos, y apoyará las operaciones de CelLink a medida que aumenta los contratos de producción existentes y pasa varios proyectos a la producción a gran escala. CelLink continuará aumentando la producción en su primera planta de fabricación hasta 2019, y la empresa tiene la intención de poner en marcha una nueva planta de producción en el plazo de 2020-21 para satisfacer la demanda adicional.

P90286376 producción de alta resolución de protot 830x553

«Creemos que la tecnología de CelLink transformará el cableado de una tecnología simple de la ‘vieja escuela’ a una tecnología de circuito flexible más avanzada, integrada y polivalente, con más funcionalidad y menor coste. El cableado del automóvil se está convirtiendo por fin en alta tecnología», declaró Marcus Behrendt, socio de BMW i Ventures. «CelLink se fundó hace ocho años con la premisa de ofrecer soluciones de interconexión a la industria solar. Estamos encantados de que las innovaciones básicas que desarrollamos hayan evolucionado hasta convertirse en un nuevo tipo de circuito flexible que aborda los crecientes retos del cableado de los vehículos y su aligeramiento, el cableado de las baterías y las aplicaciones de iluminación de bajo consumo», comentó el consejero delegado y cofundador Kevin Coakley.

La empresa, con sede en Estados Unidos, está especializada en la creación de circuitos ligeros y de bajo coste que pueden utilizarse para sustituir los voluminosos arneses que se utilizan actualmente en los coches. El cableado convencional se sustituirá en un futuro próximo por finos circuitos conductores intercalados entre dos láminas de plástico flexible. De este modo, la empresa afirma que puede reducir el peso de los circuitos entre un 70% y un 90%.

Deja un comentario