Más crossovers de MINI podrían llegar a la marca británica

La marca MINI de BMW está pasando por momentos difíciles, pero según los ejecutivos de BMW, la ayuda podría venir de la adición de nuevos crossovers a la línea de MINI. El jefe de ventas de BMW Group, Pieter Nota, en declaraciones a Automotive News este mes al margen de la carrera de Fórmula E en Nueva York, dijo que para dar un giro al negocio de MINI en los Estados Unidos se necesitarán nuevos productos, incluyendo nuevas ofertas en lo que MINI llama su línea de techo duro.

Pero también hay nuevos desarrollos en los crossovers pequeños, dijo.

«Es un segmento en crecimiento», añadió Nota, evitando planes específicos de producto. «Sin revelar nada, veremos un crecimiento en ese segmento».

Hay una clara tendencia en el mercado estadounidense a que los clientes cambien sus coches pequeños por crossovers más grandes, y eso se puede ver en los segmentos premium y no premium.

Según Automotive News, los crossovers representaron el 38% del mercado estadounidense de vehículos ligeros el año pasado, frente al 27% de hace cinco años. Durante ese periodo, la cuota de mercado de los coches pequeños se redujo del 18% al 12%. El crossover MINI Countryman fue el modelo más vendido de la marca hasta junio de este año.

Las ventas de MINI en Estados Unidos alcanzaron un máximo de 66.502 en 2013. La marca declaró ese año que vendería más de 100.000 vehículos al año aquí para 2020. Pero el año pasado, las ventas en Estados Unidos cayeron un 7,3 por ciento a 43.684. Las ventas hasta junio de este año cayeron un 22 por ciento a 17.583.

Deja un comentario