La réplica a escala 1:8 del Rolls-Royce Cullinan es más detallada que la mayoría de los coches

Todo lo que hace Rolls-Royce es impresionantemente bello, meticulosamente elaborado y divertidamente caro. Todo este trabajo artesanal tiene un coste y lo paga el cliente. Pero Rolls no sólo fabrica coches de gran belleza. La famosa marca británica hace todo tipo de cosas, pero recientemente ha empezado a fabricar algo bastante… diferente. Los clientes del Rolls-Royce Cullinan pueden ahora obtener una réplica a escala 1:8 de su propio todoterreno, más detallada que la mayoría de los coches reales.

Cada réplica, hecha a mano, se compone de más de 1.000 piezas y tarda unas sorprendentes 450 horas en construirse. Ford construye alrededor de un millón de camionetas F-150 en ese mismo tiempo. De hecho, esas 450 horas son aproximadamente la mitad del tiempo que se tarda en fabricar un todoterreno Rolls-Royce Cullinan entero. Así que, a pesar de ser sólo a escala 1:8, la réplica requiere la mitad del tiempo que se necesita para fabricar el auténtico.

Réplica del Rolls Royce Cullinan 3 830x552

Toda la réplica está hecha a mano e incluso pintada a mano. Incluso la línea de carrocería está pintada a mano, tal y como ocurre en los vehículos Rolls-Royce reales. Si usted es un cliente del Cullinan, la réplica puede tener el mismo color que su coche o puede elegir entre casi 40.000 opciones de acabado de pintura. Todas las luces de la réplica son funcionales, al igual que en el vehículo real, e incluso tiene umbrales de puerta iluminados.

Si abre las puertas, encontrará asientos de cuero auténtico con pespuntes, molduras de madera y metal auténtico. El interior de la réplica 1:8 del Rolls-Royce Cullinan está probablemente mejor acabado que el del Serie 3. Los reposacabezas están incluso bordados a gusto del cliente.

Réplica del Rolls Royce Cullinan 1 830x552

La réplica del Rolls-Royce Cullinan viene sobre una preciosa base negra brillante, montada en un zócalo, y viene con una cubierta de plexiglás. De este modo, puede tener la réplica del Cullinan en su despacho para mostrarla a sus invitados pero, al igual que con el coche real, manténgala alejada de ellos, ya que son simples campesinos y no tienen por qué tocar físicamente su Rolls-Royce.

Rolls no dice cuánto cuestan estas réplicas del Cullinan pero, como dice el refrán, si tienes que preguntar, no te lo puedes permitir. Aun así, me encantaría saberlo, por mi curiosidad, pero apostaría por que cuesta más que cualquier coche real que haya comprado.

Deja un comentario