MINI se centra en el uso creativo del espacio en el Salón del Mueble 2016

Este año, en el Salón del Mueble de Milán, MINI presentó una exposición centrada en el uso creativo del espacio, algo de lo que la marca británica sabe mucho. Al fin y al cabo, su primer coche se presentó con el concepto de ofrecer el máximo espacio posible dentro de un coche que parecía diminuto para los estándares actuales.

La instalación «MINI Living» aborda uno de los retos más acuciantes de la vida urbana -la escasez de viviendas atractivas y asequibles- y ofrece una posible solución en forma de un moderno concepto de vivienda compartida. La instalación se centra en un apartamento de 30 metros cuadrados que forma parte de un microbarrio de apartamentos similares.

P90215696 highRes 750x477

Las paredes del apartamento están formadas por módulos de estanterías desplegables. En estos módulos se integran diversos elementos y sistemas, como un mueble de cocina, un banco de trabajo y un equipo de música. Las estanterías se pueden abrir para dar acceso a los distintos objetos y funciones. Al abrir las diferentes estanterías, el espacio interior del apartamento puede combinarse y reconfigurarse de muchas maneras diferentes, proporcionando el telón de fondo adecuado para todo tipo de actividades espontáneas. Básicamente, puedes plegar las paredes del apartamento y compartir el espacio con tus vecinos, abriéndote a una charla o a un tiempo de calidad compartido.

«Con la instalación de MINI LIVING queremos participar en el debate sobre las futuras formas de vida compartida. En la ciudad, cada vez más personas tienen que compartir un espacio que es cada vez más escaso y finito. Vemos un gran potencial en esta situación para hacer que la vida urbana sea más comunitaria y recíproca. La instalación combina ambos lados de la ecuación en un espacio compacto: es un refugio de privacidad y también una interfaz con la comunidad en general», dice el director del proyecto MINI LIVING, Oke Hauser.

P90215688 highRes 750x585

El lema de la instalación de MINI LIVING es «No molestar» y, de alguna manera, invita a abrirse a su entorno y a compartir momentos y tiempo con sus amigos y/o vecinos. Este concepto se ha diseñado específicamente para fomentar la interacción y ofrecer una alternativa al anonimato urbano. Los visitantes pudieron experimentar con los elementos flexibles de la instalación para descubrir por sí mismos todas las diferentes posibilidades que se pueden alcanzar en el espectro entre un espacio vital «abierto» y uno «cerrado».

Deja un comentario