Los híbridos de Rolls-Royce serán obviados, los vehículos eléctricos sólo cuando la tecnología madure

Con todo el mundo en la industria del automóvil y otros campos adyacentes trabajando muy duro para encontrar una manera de reducir las emisiones de CO2, uno tiene que preguntarse qué motor utilizará el nuevo Rolls-Royce Phantom, ya que los V12 no son precisamente conocidos como artilugios amigables con los osos polares. Y mientras algunos consideran que la potencia híbrida sería el camino a seguir, la compañía británica parece no querer oírlo y pasará directamente a los vehículos eléctricos, cuando la tecnología esté lo suficientemente madura.

La noticia proviene del propio CEO de la compañía. En declaraciones a Autocar, Torsten Müller-Otvös ha afirmado que la marca que representa no adoptará ningún tipo de tecnología híbrida, sea o no enchufable, sino que sacará un vehículo completamente eléctrico cuando la tecnología permita que los coches sean tan suaves y con la misma autonomía que los actuales.

«La electrificación es el camino a seguir, y para nosotros no habrá pasos intermedios como la hibridación», dijo Müller-Otvös en el Festival de la Velocidad de Goodwood. «Es el sistema de propulsión del futuro, no nos equivoquemos. Habrá un momento -nadie puede predecir cuándo- en el que no habrá motores de combustión. Eso tardará mucho, mucho tiempo, pero ocurrirá».

P90223082 highRes 750x500

«La marca Rolls-Royce no es, en cierto modo, una marca que cambie las reglas del juego cuando se trata de tecnología revolucionaria. Nuestros clientes lo hacen por razones de máximo lujo, así que no puede haber imperfecciones. Los compromisos cuando se trata de la tecnología, o del funcionamiento de nuestros productos, son inaceptables. La gente está más interesada en una sustancia altamente fiable que en ser un campo de pruebas para la nueva tecnología», añadió Müller-Otvös, explicando además por qué esta será la forma en que Rolls-Royce hará las cosas.

Dado que la tecnología de los vehículos eléctricos está todavía en su fase incipiente, probablemente pasará mucho tiempo hasta que podamos ver un Rolls-Royce eléctrico en las calles. En mi opinión, ese será un día terrible para todos nosotros, y aunque salvaremos el planeta, parte de la magia que tiene la marca Rolls-Royce desaparecerá. Eso si no encuentran una forma realmente inteligente de emular la forma en que se siente un V12 e infundirla en el próximo Rolls, pero eso está por ver. Si hay una empresa que puede hacer eso, es Rolls-Royce.

Deja un comentario